Diatermia y sus beneficios para la piel

La diatermia es un tipo de emisión electromagnética que consta de carga eléctrica y magnética. La importancia de esta energía es que transforma la radiación electromagnética en energía térmica debido a la resistencia que ejercen los tejidos al movimiento de los electrones. Así la diatermia actúa de diferente modo según el tejido sobre el que interviene y la frecuencia a la cual se emite.

 

El propósito de la aplicación de la diatermia es conseguir gradualmente la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye que se formen fibras estéticas que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más elásticos y mejore el estado de la piel eliminando de ella las huellas del tiempo. Este tratamiento tiene resultados visibles desde la primera sesión, ya que el efecto inmediato de la diatermia es la retracción del colágeno.

 

A nivel orgánico, la diatermia actúa en la dermis profunda y acelera el metabolismo de la célula grasa por lo que hay una disminución de los nódulos de celulitis. Así se reducen los tejidos grasos y se tensa los tejidos profundos.

 

 

Los beneficios de la diatermia para la piel son los siguientes:

  • Dar luminosidad, tersura y juventud
  • Eliminar pequeñas arrugas y marcas de expresión en frente y comisuras labiales
  • Difuminar manchas benignas
  • Reafirmación general y elevación del óvalo del rostro.
  • Aportar brillo, nutrición y serenidad
  • Favorecer la correcta circulación
  • Promover una mayor estimulación celular y, por lo tanto, promueve el proceso de la reparación de los tejidos sin producir el calentamiento de la piel
  • Revitalizar la piel de forma natural

 

 

La diatermia resulta un complemento indispensable para los tratamientos reductores, ya que acompaña la disminución del volumen corporal con un aumento considerable de la firmeza de la piel. ¡No lo pienses más! Ven y conoce este tratamiento. Refresh Medical Center te regala la primera sesión de demostración. Sólo comenta que lo viste en nuestro blog de hoy.  ¡Te esperamos!