Hilos Tensores

Es una técnica muy segura que consiste en la inserción de hilos en la dermis a través de pequeñas incisiones en la zona a trabajar.

Estos hilos biocompatibles, asépticos y reabsorbibles por el organismo, se unen al tejido y luego se tensan para estirar y alisar la piel del rostro, otorgándole así un aspecto rejuvenecido. El resultado es casi inmediato y el mismo paciente lo puede comprobar in situ porque durante todo el procedimiento se encuentra totalmente consciente. Los nudos de los hilos suelen ocultarse debajo de piel y las cicatrices son tan pequeñas que resultan imperceptibles.

Los resultados son muy naturales y armónicos.

¿DÓNDE SE PUEDEN COLOCAR LOS HILOS TENSORES?

Los Hilos tensores pueden aplicarse en todo el contorno facial, doble mentón y contorno corporal (cuello, pecho, nalgas, etc). Hoy en día existen diversos tipos de Hilos Tensores especializados para según cual caso. Con mayor o menor grosor, con mayor o menor sujeción, etc.

Hilos Tensores

VENTAJAS DE LOS HILOS TENSORES

  • No requiere intervención quirúrgica
  • Resultados inmediatos
  • Se puede combinar con otros tratamientos estéticos
  • Más económico que un lifting quirúrgico

¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO?

Los hilos tensores son un tratamiento rápido, seguro y eficaz. La duración de la colocación no suele superar los 30 minutos (todo dependerá del área y la cantidad de hilos). El tratamiento debe ser realizado por médico especialista que, luego de aplicar anestesia, introducirá en la zona a trabajar unas agujas de tamaño específico el tratamiento, que servirán de guía para los Hilos Tensores. Una vez retiradas las agujas, los hilos permanecerán en la zona tratada, provocando un efecto tensor, y reactivando la producción natural de colágeno.

Si tienes duda contacta con nosotros al 59 16 58 28 o envíanos un mail a [email protected]